viernes, 28 de junio de 2013

Sector salud: Derechos pisoteados





Trabajadores del sector salud perteneciente al Instituto de Previsión de IPASME, IVSS y personal de Sanidad protestaron contra la decisión del Ministerio de Salud de eliminar cláusulas y beneficios obtenidos por la contratación colectiva

 
Trabajadores del sector salud perteneciente al Instituto de Previsión y Asistencia Social del personal del Ministerio de Educación, IPASME, Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, IVSS y personal de sanidad, realizaron este jueves una protesta ante el Ministerio de Salud, luego de que el despacho ministerial resolviera eliminar cláusulas y beneficios obtenidos por la contratación colectiva.

Llevando a cuestas un féretro que simbolizaba el estado en el que se encuentra la salud en el país, los trabajadores se apostaron a las puertas del Ministerio de la Salud en espera de respuesta a sus reclamos.

Luis Cano, secretario del Sindicato de Hospitales y Clínicas del sector Salud y miembro del Movimiento de sindicatos de base, MOSBASE, explicó que luego de 4 meses de negociaciones para discutir la nueva normativa laboral. “Este miércoles nos salieron con un acta donde nos van a eliminar una serie de cláusulas y beneficios que nos afectan en nuestros ingresos y es contrario a la Ley”.

Denunció la falta de acción por parte del Gobierno nacional ante la deuda millonaria que tienen las empresas del Estado para con el IVSS. “Tenemos trabajadores en todo el país que ya tienen el tiempo para ser jubilados y no pueden lograrlo porque la parecer no hay recursos para ello. La nueva Ley orgánica del trabajo dice que cuando un trabajador termina su relación de trabajo, en 5 días se le cancelarán sus prestaciones sociales. La realidad es que se nos están muriendo los pensionados y jubilados esperando sus prestaciones debido a que el patrón mala paga no hace nada por ellos”.
Otro aspecto de la protesta de los trabajadores de la salud tuvo que ver con el aparente abandono a las instalaciones hospitalarias del sistema nacional de salud.

"El Hospital periférico de Coche fue intervenido hace 5 meses y supuestamente estaría en perfectas condiciones en 3 meses para convertirse en un hospital modelo a nivel nacional. Resulta que el Hospital de Coche sigue en total estado de abandono. ¿Un gobierno y un Presidente que no son incapaces de resolver el problema de un hospital, me va a decir a mí que van a resolver el problema de la salud?”.

Anunció que de no obtener respuesta del Gobierno nacional se verán forzados a radicalizar su lucha en todos los hospitales del país. “La única manera que nosotros logremos los beneficios es tomando la calle. Aunque nos digan que somos golpistas o guarimberos, tenemos que defender nuestros derechos. Ese es el único camino que este Gobierno le ha dejado a los trabajadores venezolanos”.

Por su parte, Marianella Betancourt, secretaria general de SUNEP-SAS Distrito Capital, aseguró que la dirigencia sindical no está dispuesta a permitir la violación de la contratación colectiva, ni la pérdida de los derechos de los trabajadores. “Pretenden arrancarnos de la mano, beneficios que tenemos más de 25 años disfrutando. Vamos a tener que ir a un paro nacional forzados por el propio gobierno”.

“No es posible que el presidente de la República que se jacta de hablar de la clase obrera y anda con un casco de obrero por todas partes, venga y le dé dos patadas a la mesa al entregarnos un mamotreto de contrato entre gallos y media noche. Esto es un acto de cobardía”, señaló.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada